Sigfrido Burmann (Northeim [Alemania], 1891 - Madrid, 1980).

De una generación anterior a directores artísticos como Luis M. Feduchi (Madrid, 1901 - Madrid, 1975) y Antonio Simont (La Coruña, 1897 - Madrid, ¿?) y casi de la misma que Luis B. Santamaría (Sevilla, 1887 - Madrid, 1979), Burmann (padre del director de fotografía Hans Burmann [1937] y del director artístico Wolfgang Burmann [1940]) llegó a España en 1910, donde luego trabaría trato con Jacinto Benavente, Gregorio Martínez Sierra y Federico García Lorca. En el final del decenio de los diez del siglo pasado y seguidamente en el de los veinte y los treinta trabajó en decoración y escenografía teatral. Se inicia en el cine con dos de las películas españolas rodadas en Alemania en régimen de coproducción durante la Guerra Civil: El barbero de Sevilla (Perojo) y Carmen, la de Triana (Florián Rey), ambas de 1938 (en la primera se ocupó de los bocetos de vestuario y en la segunda de la ambientación). Tiene una filmografía de más de cien títulos y trabajó en Cifesa, en los estudios CEA (de los que fue nombrado decorador-jefe) y era un enamorado de Andalucía (había vivido en Cádiz y Granada cuando arribó a nuestro país), de ahí que le deleitara sobremanera la recreación de los ambientes del sur que aparecían en tantos filmes españoles. La última película que decoró fue Tamaño natural (Berlanga, 1973).

Aviso Legal