Sara Ontañón (Santander, 1907 - Madrid, 1968).

Hermana menor del figurinista, pintor y decorador Santiago Ontañón (Santander, 1903 - Madrid, 1989), igualmente director y actor, el cual, bien relacionado con Lorca y la Residencia de Estudiantes, trabajó, antes de la Guerra, haciendo escenografías de zarzuelas y de las representaciones de la comedia Usted tiene ojos de mujer fatal, de Jardiel, y, en 1933, de las de Bodas de sangre y El amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín, del poeta granadino (inició sus diseños para el cine, reclamado por Edgar Neville, en La traviesa molinera [Harry d'Abbadie d'Arrast, 1934], y siguió sus desempeños en el cine español hasta que se marchó hacia Sudamérica tras la contienda, y luego desde su regreso en 1955, año a partir del cual volvió a la labor de intérprete --con roles secundarios en varias docenas de títulos, siendo el último de 1979-- que ya había comenzado previamente al exilio, reincorporándose asimismo algo después del retorno a las tareas de dirección artística, llevando la misma en películas como Sólo para hombres [Fernán-Gómez, 1960], La rosa roja [Serrano de Osma, 1960] o Los dinamiteros [Juan García Atienza, 1963]). Sara Ontañón debutó en las funciones de montadora en la década de los treinta y en los cuarenta las continuó al lado de los mejores directores de la época (Rey, Gil, Saénz de Heredia...) y sobre todo en producciones de la casa Suevia. Selección de películas: El crucero Baleares (Enrique del Campo, 1941), Lola Montes (Antonio Román, 1944), Mañana como hoy (Mariano Pombo, 1948), Cielo negro (Mur Oti, 1951), La laguna negra (Ruiz Castillo, 1952), La patrulla (Lazaga, 1954), La vida alrededor (Fernán-Gómez, 1959), La visita que no tocó el timbre (Camus, 1965).

Aviso Legal