Manuel Parada (San Felices de los Gallegos [Salamanca], 1911 - Madrid, 1973).

Discípulo del maestro Goyenechea y, en el Conservatorio de Madrid, de Conrado del Campo. Tras la Guerra, durante doce años fue director musical del Teatro Español de Madrid. Autor de la popularísima sintonía (1943) de la cabecera del No-Do, su prolífica carrera para la pantalla arranca con Raza (Sáenz de Heredia, 1941 --trabajó con él en varios títulos, igual que con Rafael Gil--), de la cual la marcha Pasan los almogávares llegaría a convertirse en determinado momento en una pieza habitual del repertorio de música militar española. Citemos algunas de las más de cien películas en las que intervino: Aventura (Jerónimo Mihura, 1944), Fuenteovejuna (Antonio Román, 1947), 39 cartas de amor (Rovira Beleta, 1950), La casa de la Troya (Rafael Gil, 1959), No somos ni Romeo ni Julieta (Alfonso Paso, 1969) y un largo etcétera.

Aviso Legal