Luis de Pablo (Bilbao, 1930).

En 1958, junto a Cristóbal Halffter y otros autores, se integra en el grupo Nueva Música. Su actividad en el celuloide, enormemente ligada a la factoría Querejeta, se inicia ese año con el corto Los jardines de la Alhambra, de José María García de la Rasilla, con algo más de cuarenta títulos hasta otro corto, uno de Gonzalo Suárez, Una leyenda asturiana, de 1980. Selección de obras: Tiempo de playa (Javier Aguirre, corto, 1961), El próximo otoño (Antonio Eceiza, 1964), Crimen de doble filo (Borau, 1964), La caza (Saura, 1965), La busca (Angelino Fons, 1967), Liberxina 90 (Carlos Durán, 1970), Pascual Duarte (Ricardo Franco, 1976), Las palabras de Max (Emilio Martínez-Lázaro, 1977). De Pablo nació el mismo año que en Madrid lo hizo Cristóbal Halffter, sobrino de los compositores Rodolfo y Ernesto Halffter (Ernesto [Madrid, 1904 - Madrid, 1989] musicó desde 1945 unas diez películas, haciéndolo para Sáenz de Heredia, Gil, José María Zabalza y Ramón Torrado). De Cristóbal podemos entresacar las siguientes partituras fílmicas: El capitán Veneno (Luis Marquina, 1950), El beso de Judas (Rafael Gil, 1954 [una composición, según los entendidos, de estilo disonante con clara influencia belabartokiana]), La pícara molinera (Klimovsky, 1954), Culpables (Ruiz-Castillo, 1958), El extraño viaje (Fernán-Gómez, 1964), Un hombre como los demás (Masó, 1974), Tautólogos plus X (corto experimental de Javier Aguirre, 1974) y El filandón (José María Martín Sarmiento, 1985).

Aviso Legal