Alfredo Fraile (Madrid, 1912 - Madrid, 1994).

Debuta en las funciones de primer operador con ¡Harka! (Carlos Arévalo, 1941), y sigue así, como uno de los directores de fotografía más prestigiosos del cine español, hasta Relaciones casi públicas (José Luis Sáenz de Heredia, 1968). Trabajó en Cifesa, en Suevia y con los realizadores de mayor renombre, incluidos Luis Lucia y Bardem. La colaboración suya con Rafael Gil y el decorador Enrique Alarcón en los años cuarenta dio unas muy características señas visuales de identidad a las películas de entonces de este director, entre ellas El clavo (1944), Don Quijote de La Mancha (1947), y La calle sin sol (1948), en todas las cuales puede apreciarse el elaborado estilo en luz y sombra de Alfredo Fraile.

Aviso Legal