Cielo negro (Manuel Mur Oti, 1951) --> Cielo negro culmina con un plano-secuencia de la angustiada y casi ciega Emilia (estupenda Susana Canales), con una lluvia que la moja hasta el tuétano y tentada de quitarse la vida en el viaducto madrileño que pasa por encima de la calle Segovia (el célebre viaducto por el que se tiran los suicidas), secuencia final que no debe faltar en ninguna antología que se haga para reunir las imágenes que merecen mención y recuerdo de las películas hechas en nuestro país. Manuel Mur Oti retrató el alma honda femenina y la vapuleada existencia de una asalariada de una casa de modas, recorredora de un trayecto donde hay poco más que dolor y desesperanza.

Aviso Legal