Mi tío Jacinto (Ladislao Vajda, 1956) --> El húngaro Vajda, al que debemos reivindicar por su competencia, talento, eficacia e inspiración estética, cultivó con mano diestra temas de inequívoca españolidad (Ronda española [1951], Doña Francisquita [1952], la bandolera Carne de horca [1953], Aventuras del barbero de Sevilla [1954], la crística Marcelino, pan y vino [1954], Tarde de toros [1955]), y eso se manifiesta igualmente en la entrañable Mi tío Jacinto, donde contemplamos a los más desfavorecidos habitantes del Madrid de a pie de acera a través del Jacinto del título (inolvidable Antonio Vico), un antiguo torero sin oficio (recoge colillas y hace cosas así) con amagado retorno al ruedo cuya visión nos es dada por los ojos del niño Pepote, su sobrino.

Aviso Legal